Moradiña

Moito de Mar e Peixes

La esencia de la tradición; el impulso de la innovación

Moradiña, empresa pesquera desde 1981, suministra pescado congelado a fábricas y distribuidores dentro y fuera de España. Trabajamos con una gran variedad de especies de pescado congelado como Fletán Negro, Platija, Alas de Raya, Meiga, Granadero, Perro, Red Fish, Merluza, Rosada, Pota, Calamar, Bertorella, etc.


Nuestros buques aplican la tecnología del congelado en los productos de la pesca para poder comercializarlos en las mejores condiciones. Gracias a una amplia experiencia en el sector y al permanente trabajo de investigación realizado en nuestra flota durante años, conseguimos una calidad final que hace que seamos una empresa pionera en el tratamiento de pescado capaz de cubrir las exigencias de nuestros clientes y ofrecerles las mejores soluciones a la medida de sus necesidades. Playa de Sartaxens, Playa da Cativa, Playa Menduiña Dos, Eirado do Costal y Santa Mariña, son los cinco buques arrastreros congeladores que actualmente pertenecen a la firma y que faenan fundamentalmente en los caladeros de N.A.F.O., Mar de Irminger, Hattom Bank e Islas Malvinas.

Trabajo Buque Arrastrero

Un gran equipo en tierra para atender a los que están en el mar

Moradiña, S.L. tiene en su plantilla más de un centenar de trabajadores, en su mayoría de la Península do Morrazo, adquiriendo a través de los años una responsabilidad y compromiso con la generación de empleo y riqueza en la comarca.

Apostamos por la fidelización de nuestros trabajadores y atención permanente a sus familias. Nos sentimos orgullosos del dicho que se comenta entre la gente del sector:

A xente de Moradiña, xubílase en Moradiña

Caladeros

«Pioneros en el caladero de N.A.F.O.»

En 1984, el buque Moradiña accede a la pesquería de la platija en N.A.F.O. con un técnico de pesca japonés experto en la manipulación y preparación de este tipo de pescado, siendo uno de los primeros buques en faenar en esta zona de pesca. Coincidiendo con la expulsión de la flota española del caladero de Namibia y con el objeto de buscar caladeros alternativos, en 1990 la empresa Moradiña, S.A., solicita la primera campaña de pesca experimental al Fletán Negro para el buque Playa de Sartaxens. Dicha campaña culmina con el éxito esperado y marca el inicio del desarrollo de esta pesquería.